Errores de diseño que están matando tu web

Errores de diseño que están matando tu web

Cada hora miles de emprendedores y marcas lanzan sus websites y sus blogs. Muchos de ellos solo se ocupan de contratar a alguien que les realice el diseño pero no tienen claro el objetivo que quieren conseguir con su web o como quieren que su audiencia los perciba, así que lanzan una web en cierto sentido pobre en cuanto copy y contenido.

Otros por escasos recursos compran una plantilla bonita y se ocupan de diseñar sus propias webs. Eso no lo veo mal, yo comencé así, y de manera empírica y autodidacta fui aprendiendo todo lo que se hoy.

Sea como sea que comencemos a tener presencia en el mundo online es importante que cuidemos ciertos detalles que nos pueden ir matando lentamente. A continuación te compartiré cinco detalles a los que debes prestar atención seas o no diseñador si quieres triunfar con tu web.

1. Que se lea bien

Hoy en día es muy común encontrarnos con webs muy bonitas, con contenido super cool pero que su combinación de tipografías contienen algunas que casi no se leen ya sea por el grosor de la letra, el color que eligen o por el estilo de fuente. Esto es un error garrafal ya que no importa si tenemos un contenido sumamente bueno, si la gente no puede leerlo, no nos servirá de nada.

Para favorecer que nuestra web se lea bien sugiero utilizar tipografías Sans serif, en Google Fonts  puede investigar cuales son las fuentes disponibles para versión web de modo que puedas utilizar la misma tipografía en toda tu imagen de marca tanto offline como online.

De la misma forma, sugiero utilizar fuentes de 15px a 16 px para el body text y de 25px a 32px para los títulos. Claro está, el tamaño de los títulos será a conveniencia, puesto que h1, h2, h3, h4 y h5 deben tener diferentes tamaños.

El color puede ser de #333333 (casi negro) o #696969 (gris) para los textos de la web. Aunque aquí lo importante es que sea un color legible, que vaya alineado a los colores de tu marca y que no canse la vista. La combinación puede ser la que desees siempre y cuando cumpla estas reglas.

2. Las imágenes deben ir alineadas con tu marca y estilo

Contar con un post que tenga una imagen que llame la atención, limpia, que transmita sensación de profesionalidad y cuidado de los detalles, hará que tus clientes no se lo piensen tanto si quieren dar clic para leer o descargar tu contenido.

Estas imágenes deben ir alineadas con el tema de tu branding, es decir, si las imágenes tendrán algún color predominante, algún estilo, algún filtro especial, todo debe ser tomado en cuenta. Incluso la disposición del texto que pondremos encima de ellas debe ser cohesivo con la identidad de nuestra marca y como queremos posicionarnos en la mente del consumidor, de modo que inmediatamente vea una imagen nuestra, nos relacione aún si saber que somos nosotros.

Las imágenes deben ser de calidad, propias o de stocks para creativos

3. Presta atención a los colores

Si hay algo que tomo muy en cuenta a la hora de diseñar websites es que los colores transmitan el mensaje que la marca quiere gritar a voces. Esos colores los elijo con sumo cuidado ya que, como miope al fin, me pongo en el lugar de todas aquellas personas que casi no ven y que andan buscando una web que les brinde información útil pero sobretodo que puedan leerla. Por ello prestar atención a los colores es un tema que no debemos dejar pasar de largo.

Los colores deben ser complementarios. No cansar la vista, atractivos, armoniosos e identificativos de tu marca. Una herramienta que nos puede ayudar mucho en la selección de los colores es ColourLovers.

4. El logo debe ser multiplataformas

Desde que comencé a trabajar con emprendedores y empresas en el diseño de su imagen corporativa, una de las cosas que más me ha costado hacer que comprendan es el hecho de que un logo debe tener diferentes versiones, posiciones e iconos. ¿Con que objetivo se hace esto? Pues porque un logo por más genérico que sea, tendrá diferentes usos (papelería, POP, web, etc.) y dependiendo de cada plataforma y superficie, el logo puede adaptarse sin perder su línea gráfica ni su esencia.

Es decir, un mismo logo puede tener diferentes posiciones del texto y la imagen (horizontal o vertical), puede tener diferentes colores que formen parte de la selección a utilizar en la línea gráfica, puede tener iconos predefinidos, elementos que lo conformen, etc.

Eso no es raro, al contrario es muy necesario para hacer que tu imagen puede adaptarse con facilidad a los constantes cambios.

5. Verifica que tu diseño se vea bien en plataformas móviles

Un tema que nos toca a todos de manera directa es el hecho de que nuestras webs deben ser responsive (adaptada a móviles) si queremos que nuestro amigo Google las tomé en cuenta. 

Me da mucha pena como empresas grandes, con amplia presencia en el mercado, aún cuenta con plataformas webs obsoletas, en formatos no compatibles con móviles y que no se adaptan, lo que dificulta la navegación del usuario por esta, aumenta el tiempo de descarga y hace la experiencia poco placentera.

A la hora de diseñar tu web toma en cuenta que tenga versión móvil y que el diseño sea cohesivo y homogéneo (misma tipografía, mismos colores, mismo estilo) tanto en versión web como en móvil. Tu cliente te lo agradecerá y Google, de seguro, te premiará. 🙂

¿Verdad que son sencillos estos tips? Te aseguro que si los pones en práctica a la hora de diseñar tu web, vas a marcar un antes y un después en tu marca.

 

Tags

top
CLOSE
CLOSE