Tips para diseñar una tarjeta de presentación que impacte

como diseñar una tarjeta de visita

Las tarjetas de presentación o de visita son el recordatorio que le dejas de tu negocio a un cliente potencial, a la gente que quieres atraer y animarle a que sepa más de ti y de lo que puedes hacer por ellos. Es por ello que, es importante cuidar que tus tarjetas consten de un buen diseño, simple, claro y cohesivo con la imagen de marca de tu marca o empresa. Recuerda que…

Es por ello que hoy quiero compartirte algunos consejos para hacer que tus tarjetas de presentación sean una digna representación de ti y de tu marca.

1. Qué información quieres transmitir

El primer detalle que debes tener bien claro es que información llevará la tarjeta de presentación. Tu nombre, nombre de empresa o logotipo, sitio web, dirección de correo electrónico y números de teléfono son esenciales y deben estar claramente visibles. Procura que estos datos estén ordenados y determina con cuidado cuáles datos vas a agregar y cuáles vas a omitir. Aquí todo dependerá de la naturaleza de tu negocio y de la forma de trabajo que ejecutes.

2. Que sea legible

La información que coloques en tu tarjeta debe ser legible. El tamaño de fuente normal usado va de 6-8 puntos dependiendo de la tipografía utilizada. Si pones el texto por debajo de estos parámetros corres el riesgo de que a la hora de imprimir no se pueda apreciar el texto de manera legible e incluso se puede ver borroso. Trata de no utilizar tipografías extravagantes. Recuerda que menos es más y que la tipografía mientras más sencilla mejor. Las que suelo utilizar en mis diseños son Myriad Pro, Helvetica, Arial y Raleway. Como verás son tipografías sans serif para que lector pueda apreciar mejor el texto sin distracciones y sin cansarse al leer.

Trata de no utilizar más de 2 tipografías en un mismo arte de tarjeta y juega un poco con los tamaños a fin de crear énfasis en aquel texto al que quieres que se le preste mayor atención.

También puedes crear uniformidad visual en tu diseño mediante la combinación de las diferentes variantes de familia tipográfica en el texto. Es decir puedes combinar regular, cursiva, bold, light, etc. Aquí no te romperás la cabeza pues desde el principio sabrás que estás tipografías combinarán super bien.

3. Ordena, alinea y jerarquiza tu contenido

Soy fan de lo simétrico, hasta se podría decir que un poco perfeccionista en el tema del orden y de la alineación del contenido en los artes. Inmediatamente veo un texto mal posicionado, palabras descuadradas o fuera de orden, siento un dolor en mi alma. Y es que un texto bien ordenado y bien alineado en su composición con los demás objetos e imágenes, resulta estético, agradable a la vista e invita a la lectura. Puedes aplicar una línea o un elemento decorativo para aportar mayor equilibrio en el diseño y la composición.

TIPS-PARA-DISEÑAR-UNA-TARJETA-DE-PRESENTACIÓN-QUE-IMPACTE

4. No te compliques utilizando demasiados colores o estilos

La mayoría de los diseños más lindos, atractivos y los mejores son aquellos más simples. Es importante que la tarjeta tenga espacio en blanco para que el cliente respire, es decir espacios en donde no haya textos, que se perciba limpia pero bien moderna. Esto hace el diseño más fácil de leer y atrae muchos más la atención que una composición desordenada y saturada de elementos.

El estilo y color siempre debe estar ligado directamente a la imagen de marca, utilizando las mismas tipografías o las genéricas como las que te mencioné más arriba y manteniendo un estilo que le permita a la gente asociar tu tarjeta de presentación a tu imagen de marca.

5. Añade un código QR

En lugar de poner mucho texto en tu tarjeta opta por agregar un código QR de tu website para que así las personas puedan escanearlo y empaparse de tus servicios. Puede generar estos códigos en páginas como Codigos QR o QR Code Generator.

6. Define que tipos de colores usarás en tu tarjeta

Con el objetivo de que las tarjetas tengan una imagen atractiva, que destaque, fresca y original los diseñadores tendemos a utilizar colores brillantes y de alto contraste. Pero, aún así, no hay que subestimar el poder de la simplicidad, de la utilización de colores neutros, pasteles y fríos. Aquí lo que debemos es identificar que estilo va mejor con nuestra personalidad, o la de tu cliente (si estás trabajando la imagen de una tercera persona). Un diseño blanco y negro puede ser tan memorable como una tarjeta de colores vivos y vibrantes, e incluso, puede resultar más elegante.

7. Prueba añadiendo relieve

Otra opción que tienes y que puede marcar la diferencia de manera gigantezca en tu diseño es añadirle relieve a las palabras o a tu logo, así creas un efecto 3D que añade elegancia y estilo a tu tarjeta de visita. Además de que al hacer uso de un sentido más (tacto) el cliente puede recodar mucho mejor tu empresa.

8. Utiliza los colores de tu marca

Mantén tu diseño de tarjeta alineado con la misma línea gráfica de la marca. Utiliza los mismo colores, juntos o separados en diferentes versiones de tarjetas. Pero recuerda que deben tener la misma distribución de los elementos y que sean fácilmente asociadas a tu negocio. Puedes jugar un poco con los elementos pero que todo vaya en la misma onda gráfica.

9. Sangra el contenido de tu tarjeta

Limita y sangra el contenido de tu tarjeta uno 0.5 pulgadas en todos los bordes. Esto para evitar que el diseño se vea afectado a la hora de imprimir, se desplace y para evitar que se vea cargado.

También es bueno que especifiques con líneas guías o líneas de corte la “zona segura” en el centro de la tarjeta, a fin de mantener cualquier información importante dentro de este área y evitar que sea cortada durante el proceso de impresión.

10. Inserta algún elemento visual a tu tarjeta

Aprovecha parte del espacio de la tarjeta para mostrar alguna imagen de tu producto, servicio, logo o elemento relacionado con tu empresa que sea característico de ella.

11. Toma en cuenta el grosor (calibre) y textura del papel a usar

Mientras menor es el grosor o calibre del papel, más fino y blando es. Por lo que procura que el papel que elijas para imprimir tus tarjetas sea igual o mayor a 300g. Analiza bien el tipo de terminación que quieres que tenga tu tarjeta y luego elige el tipo de papel que mas te convenga (papel satinado, cartonite, opalina, tipo hilo, cartulina -mate, fotografía, brillante, con relieve, fotográfica-, etc.).

Si bien el tipo de papel que elijas hará que le precio varíe, es bueno que elijas aquel que te garantice una mayor calidad, durabilidad y mejor terminación.

Toma en cuenta que el papel mate estará destinado a tarjetas que contengan elementos textuales para poder leerlas con facilidad sin ningún tipo de reflejo. El papel satinado pondrá énfasis en los colores y en los pequeños detalles siendo perfecto para imprimir diseños con elementos gráficos de alta resolución. Finalmente, el papel de seda no será tan brillante como el papel satinado y permitirá reflejar correctamente los componentes textuales.

•••••

Estos son mis tips de diseño de branding en tarjetas de presentación. Espero que te sirvan y si tienes algún consejo extra que quieras compartir con la comunidad, déjalo en los comentarios y sigamos conversando. 😀

Crédito foto destacada: A Taste Of Koko

Tags

top
CLOSE
CLOSE